1. El Trabajo o “Cuarto Camino” es el camino a través de la vida, que nos invita a hacer de ella una maestra y vernos a nosotros mismos en cada evento y situación que se nos presenta. Gurdjieff lo distinguía así de los otros tres caminos de evolución tradicionales existentes hasta entonces:

  2. El camino del Fakir, que es el camino del dominio del cuerpo físico a través de la voluntad;

  3. El camino del Monje, que es el camino de la fe, de los sentimientos religiosos y los sacrificios;

  4. El camino del Yogui, que es el camino del conocimiento basado en el intelecto.


  5. Todos estos caminos tienen un punto común de inicio. Empiezan con lo que resulta más difícil ya que exigen un cambio de vida, una renuncia a todo lo que pertenezca a este mundo. Un hombre o una mujer que posean un hogar, una familia, un trabajo, deben abandonarlos y retirarse.

  6. En las condiciones ordinarias de nuestra vida un hombre que busca el conocimiento y el crecimiento espiritual no tiene posibilidad alguna de hacer nada que se asemeje a esto.  Y las religiones de Occidente han degenerado tanto que desde hace mucho tiempo su esencia se ha perdido.

  7. El Cuarto Camino considera que las condiciones actuales de cada hombre o mujer son las ideales para comenzar el trabajo sobre uno mismo. Incluye técnicas de todos los otros caminos que al ser combinadas producen una transformación más rápida a la vez que crean un estado armónico equilibrando los tres centros: intelectual, emocional y motor-instintivo.

  8. El estudiante es capaz de alcanzar un estado equilibrado que comienza a manifestarse en su vida diaria con más y más frecuencia, proveyéndole con un inconfundible sabor a “realidad” que comienza a hacer su Esencia más activa y su Personalidad más pasiva. En medio de su actividad diaria.

  9. Gurdjieff dijo que su enseñanza “es para aquellos que no están satisfechos con lo que han encontrado en la vida y que sienten que debe haber algo más aparte del éxito y el fracaso, más allá de lo que se les ha enseñado en la escuela y en su educación familiar”.

  10. Gurdjieff no dejó ningún registro escrito acerca del origen de sus ideas.  A través de algunos de los libros de sus discípulos es obvio que G. tuvo contacto con muchos maestros y órdenes religiosas que estaban conectados con el antiguo conocimiento.  Por ejemplo, según Bennett, Gurdjieff habló en varias ocasiones acerca de una larga estancia en Capadocia donde llevó a cabo un estudio especial acerca de los orígenes de la liturgia cristiana tal y como fuera desarrollada por San Basilio el Grande y otros, quienes construyeron un puente entre la religión cristiana y el antiguo conocimiento. Otras fuentes presentes en sus enseñanzas son la egipcia, la asiria, la esenia, la persa, la budista y la Sufi.

 

    Inicio        Gurdjieff      Trabajo       Grupo      Actividades    Lecturas